Si quieres tener un corazón fuerte y sano, esto es lo que debes saber
Si quieres tener un corazón fuerte y sano, esto es lo que debes saber

Con el paso de los años es imprescindible mantener una buena salud cardiovascular. Un buen rendimiento del corazón se consigue con una alimentación adecuada y ejercicio físico de manera regular. En este artículo te decimos qué alimentos debes tomar para tener un corazón fuerte y sano.

Frutas, verduras y legumbres

Las frutas y verduras son una de las principales fuentes de vitaminas y minerales. Además, son alimentos bajos en calorías y ricos en fibra. El brócoli, las fresas, las lentejas y los garbanzos son algunos de los más recomendables.

Frutos secos

Más de una vez hemos hablado en el blog de los beneficios de los frutos secos. Y es que estos también son buenos para mantener una óptima salud cardiovascular. Las nueces son los frutos secos más importantes gracias a sus altos niveles de ácidos omega-3, que contribuyen a proteger el corazón.

Cereales integrales

Para tener un corazón fuerte y sano es necesario consumir muchos alimentos ricos en fibra. Y los cereales integrales no son una excepción. Debes fijarte en productos con harina o pan integral, cereales con más de 5 gramos de fibra en una porción, arroz integral, avena y pastas integrales.

Si hablamos de grasas, que sean monoinsaturadas

Si quieres dar un paso adelante en la protección de tu corazón, consume grasas monoinsaturadas. Estas se encuentran en alimentos como el aceite de oliva o de canola, que ayudan a reducir el colesterol en sangre. No obstante, hay que consumir estos alimentos con moderación, ya que tienen un alto nivel calórico.

Las que debes evitar cueste lo que cueste son las grasas saturadas o trans. Se puede conseguir fácilmente al sustituir la margarina y mantequilla por el aceite de oliva cuando cocines.

Pescados

Los ácidos grasos omega-3 y omega-6 no se encuentran sólo en los frutos secos. Los pescados son una excelente opción para tener una adecuada salud cardiovascular. Los pescados ricos en omega-3 son el salmón o la caballa.

Carnes, con moderación

Te habrás dado cuenta de que no hemos mencionado productos cárnicos. Las pechugas de pollo sin piel contienen poca grasa, mucho menos que las hamburguesas de pollo. Por tanto, evita aquellos alimentos como el tocino, las carnes fritas o rebozadas o platos como el hígado de ternera.