recomendaciones para un estilo de vida saludable

Cada vez somos más conscientes de la necesidad de llevar un estilo de vida saludable que garantice nuestro bienestar, pero hay personas que no saben cómo lograrlo y no conocen los riesgos que conlleva tener malos hábitos alimentarios.

Llevar un estilo de vida saludable nos ofrece la oportunidad de vivir más y mejor. Para ello, es necesario saber cómo cuidar nuestro cuerpo y conocer qué factores deben prevenirse y cuáles fomentarse para conseguirlo.

Recomendaciones que te ayudarán a conseguir un estilo de vida saludable

No sólo es cuestión de mantener una dieta equilibrada y sana, sino que todos los hábitos de nuestra vida deben complementarse para lograr unos hábitos saludables.

Cuida tu alimentación

Una dieta sana es aquella que es equilibrada y variada, sin excesos en cantidad ni en grasas saturadas y azúcares. Además, una buena alimentación reducirá el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Debemos acostumbrarnos a evitar el picoteo entre horas y aumentar el incremento de alimentos como las frutas, verduras, legumbres, carnes blancas, pescado azul, cereales integrales y lácteos desnatados.

Mantente bien hidratado

Es importante consumir aproximadamente 2 litros de agua diarios. Las infusiones y los caldos caseros de verduras o pollo también pueden servir y nos aportarán nutrientes y beneficios para nuestro organismo. Las bebidas que contienen altos niveles de azúcar deben evitarse.  

Practica deporte

Dedica, al menos, 45 minutos diarios a practicar algo de ejercicio físico. Existen muchos tipos de actividades entretenidas que permiten realizar deporte de una manera amena. Además, las actividades físicas benefician al corazón, ya que es un músculo que también debe ejercitarse.

Reduce la ingesta de alcohol y tabaco

La ingesta de alcohol no proporciona beneficio alguno para nuestra salud, todo lo contrario, lo único que aporta son calorías y supone un incentivo para las enfermedades.

Por su lado, el tabaco es totalmente nocivo para la salud y aumenta el riesgo de sufrir diversas enfermedades como cáncer, infartos o ictus.

Vigila tu tensión arterial y colesterol

Un análisis te indicará los niveles de tu tensión arterial y de colesterol, de manera que podrás ajustar tu alimentación en el caso de que estos niveles estén por encima de la media. No obstante, reduce el consumo de sal para que tu tensión arterial no se vea afectada, y aumenta el omega 3 en tu dieta para beneficiar a tu colesterol.

Duerme bien

Trata de dormir 8 horas diarias para garantizar un buen descanso después de las largas jornadas. El sueño también nos ayuda a reducir el estrés y la posibilidad de tener enfermedades como sobrepeso u obesidad.

Un estilo de vida saludable requiere un esfuerzo para que todos los factores que afectan a nuestro día a día vayan dirigidos en una misma dirección: garantizar un buen estado de nuestra salud. Si logramos estos hábitos, conseguiremos aumentar también nuestra calidad de vida y, por lo tanto, nos sentiremos mejor con nosotros mismos.