habitos de vida saludable para niños

Garantizar una vida saludable a tus hijos es posible si se inculcan ciertos hábitos desde pequeños. Establecer rutinas ayuda a que los niños interioricen hábitos saludables como una alimentación equilibrada y sana o realizar ejercicio físico. Aun así, que los más pequeños repitan estas acciones no es suficiente, es necesario que las madres y padres demuestren que ellos también siguen estos hábitos saludables.

La importancia de los hábitos de vida saludables de los niños para garantizar un buen desarrollo

La mejor opción es crear estas rutinas poco a poco y, conforme los niños las adquieran y se adapten, se pueden inculcar otras rutinas nuevas.

Alimentación sana y equilibrada

Una dieta sana y equilibrada es esencial para un buen desarrollo de los niños. Establecer horarios para cada comida ayuda al organismo a acostumbrarse a unas horas concretas y evitar el picoteo entre horas. Es importante introducir alimentos de todos los tipos, controlando las porciones que se consumen. De esta manera se pueden prevenir problemas de salud como el sobrepeso o las enfermedades cardiovasculares.

Es recomendable limitar lo máximo posible los productos altos en grasas saturadas, como las patatas fritas o los refrescos, y sustituirlos por frutas, verduras o lácteos. Si los niños no son muy partidarios de estos alimentos, una buena opción es presentarlos en forma de batidos utilizando distintas frutas, leche y yogur.

Buenas costumbres al comer

Como parte de una buena educación, es importante inculcar buenas costumbres al comer desde pequeños. Los niños han de entender que deben comer despacio, de manera que la sensación de saciedad no sea inmediata y puedan ingerir la cantidad de nutrientes necesarios. Lo ideal es que las comidas se realicen en un ambiente tranquilo y en familia.

Beber mucha agua

Más de la mitad del cuerpo humano es agua y, por ello, mantenerlo hidratado es muy importante. Acostumbrar a los niños a beber agua cada día les ayudará a eliminar toxinas y estar hidratados. Los zumos de frutas naturales son una buena alternativa, aunque no es recomendable abusar porque la fruta ya tiene un alto nivel de azúcar.

Ejercicio físico

El ejercicio físico es un buen aliado para prevenir problemas de salud y garantizar un buen desarrollo físico de los niños. Hacer ejercicio no debe ser una obligación, lo ideal es que practiquen la actividad que más les guste, así será más fácil que se mantengan activos. El deporte no solo beneficia físicamente, sino que también es positivo para la mente ya que aumenta la capacidad de concentración en el colegio y mejora la socialización de los niños.

Reducir las horas de smartphones y tablets y potenciar el juego

Los niños pasan más horas de las recomendadas frente a los smartphones y las tablets. Lo ideal sería no exceder las dos horas frente a la pantalla, de manera que puedan dedicarle más tiempo a jugar y otras actividades. Con esto garantizamos también que se mantengan más activos y tengan una mejor conducta.

Higiene personal

Desde pequeños es importante que los niños entiendan que la higiene personal es esencial. Han de aprender que lavarse las manos antes y después de las comidas, después de ir al baño o de estornudar, es importante para evitar enfermedades e infecciones.

Por otro lado, la higiene dental es otro de los hábitos más importantes que deben aprender desde pequeños, para mantener unos dientes y encías sanos y evitar infecciones y posibles problemas bucales.

Horas de sueño

Establecer una rutina de sueño es fundamental para garantizar un buen desarrollo del niño. Hay que evitar las actividades estimulantes antes de ir a dormir. Si es necesario, puedes leerles un cuento, o que lo lean ellos mismos, para que estén más tranquilos. Una iluminación suave en la habitación ayudará a que estén relajados y, por lo tanto, garantizará el descanso en las horas de sueño.

Todos los hábitos son esenciales para que los niños tengan una vida saludable, además, al inculcarlos desde pequeños ayudará a que los normalicen y los mantengan en su vida adulta. De esta manera, nuestros hijos entenderán la importancia de cuidarse para evitar diversos problemas de salud.