frutas y verduras de primavera

Las frutas y verduras de temporada son aquellas que se recolectan y consumen en función de su ciclo biológico y, por tanto, sólo están disponibles en una época concreta del año.

Aunque es posible acceder a todo tipo de frutas y verduras en cualquier mes del año, el consumo de productos de temporada garantiza su sabor y propiedades suponiendo, además, un ahorro significativo en el coste del producto. En España contamos con una amplia variedad de productos de temporada, a continuación hablamos de las frutas y verduras de primavera.

¿Por qué es importante consumir frutas y verduras de temporada?

Las frutas y verduras de temporada son aquellas que se consumen en su estado óptimo de maduración, respetando su ciclo de crecimiento natural.

Gracias a su recolección estacional, estos productos conservan mejor sus propiedades nutricionales y son más sabrosos y naturales, además de más económicos.

En España disponemos de un variado cultivo natural de frutas y verduras, por lo que es más que recomendable conocer los productos estacionales y dar prioridad a aquellos que se encuentran en temporada.

Las frutas de primavera

Naranjas: en primavera finaliza la producción de naranjas, podrás encontrarlas en establecimientos hasta los meses de marzo y abril. Lo mismo sucede con otros cítricos como el limón, disponibles en óptimas condiciones hasta el mes de abril.

Fresa: ¡una de las frutas más características de la primavera! Las fresas y los fresones están en su momento óptimo de consumo durante los meses de febrero, marzo, abril y mayo.

Kiwi: una fruta más presente en los meses de invierno, aunque podrás disfrutar de kiwis de temporada hasta el mes de marzo y durante las primeras semanas de abril.

Níspero: abril y mayo son los meses óptimos para el consumo de nísperos.

Plátano: su cultivo en climas tropicales garantiza la calidad de este producto durante todo el año, ¡no debería faltar en tu dieta!

Las verduras de primavera

Cebolla: es un ingrediente imprescindible en la dieta mediterránea. Aunque la encontramos todo el año, su época óptima de maduración empieza en el mes de abril y se prolonga durante todo el verano.

Puerro: una verdura que se deja de producir sólo en los meses de verano (junio, julio y agosto) por lo que la primavera es una época idónea para su consumo.

Brócoli y coliflor: ambas variedades se encuentran disponibles en primavera, su consumo debe reducirse en los meses de verano, cuando se detiene su producción (de mayo a octubre).

Repollo: hasta el mes de junio podrás encontrar repollo de temporada en tu establecimiento de fruta y verdura de confianza.

Acelga: aprovecha para consumir acelgas de temporada durante los meses de marzo y abril.

Espinaca: otra verdura perfecta para consumir en primavera y hasta el mes de junio, que su producción se reduce.

Calabaza: aunque normalmente asociamos esta verdura al otoño, su etapa óptima de maduración comienza en primavera, concretamente en el mes de marzo-abril.

Espárrago verde: aprovecha los meses de marzo, abril y mayo para consumir espárragos verdes de temporada.

¿Quieres saber más sobre las frutas y verduras de primavera?

Visita la página web del Ministerio de Agricultura para acceder a información completa sobre los alimentos estacionales. Recuerda: aprovechar al máximo los productos es casi tan importante como conocer su temporalidad, ¡saca todo el partido que puedas a las frutas y verduras de temporada!