Importancia alimentación antes de practicar deporte

¿Comer antes o después de hacer ejercicio? Seguro que más de una vez te has hecho esta pregunta antes de salir a correr o de ir al gimnasio.

Si quieres conseguir el máximo rendimiento deportivo es esencial que ingieras comidas ricas en carbohidratos, bajas en grasas y mantengas tu cuerpo bien hidratado. A continuación, hablamos sobre la importancia de la alimentación antes de practicar deporte.

Mantén buenos hábitos de alimentación todos los días.

La alimentación es la base para que nuestro organismo responda correctamente en el día a día. Lo que comes y cuando lo comes tendrá repercusión en tu capacidad física, por lo que es importante mantener unos buenos hábitos de alimentación todos los días, con especial atención en el día que vas a practicar deporte o realizar algún ejercicio físico.

Las comidas deben distribuirse entre cuatro o cinco a lo largo del día, de forma que el aporte calórico y energético se distribuya mejor, y nuestro cuerpo tenga la capacidad de absorberlo de forma adecuada.

De esta manera no llegaremos con sensación de hambre a las principales comidas, evitando así los temidos “atracones”.

¿Qué comer antes de hacer deporte?

Unas 2 o 3 horas antes de realizar la actividad física, come alimentos ligeros, mejor si son bajos en grasas saturadas.

Recuerda que el almuerzo debe ser rico en hidratos de carbono: un plato de pasta o una crema de verduras pueden ser buenas opciones, aunque sin olvidar las proteínas, como la carne, el pescado o los huevos. Evita las comidas copiosas como las legumbres o frituras, ya que harán que tu digestión sea más lenta y pesada.

Pero, ¿se puede comer justo antes de hacer deporte?

La respuesta es sí. Lo más aconsejable es realizar una ingesta, principalmente líquida, una hora antes del ejercicio.

Un zumo de frutas naturales o una pieza de fruta, como la manzana o el plátano, pueden ser estupendas opciones para aumentar tus niveles de energía.

Las barritas de cereales o suplementos deportivos, también son un buen complemento energético previo al entrenamiento.

¿Por qué es tan importante comer antes de practicar ejercicio?

Una óptima ingesta de nutrientes será clave para tu rendimiento, te ayudará a tener más energía durante el ejercicio y a evitar posibles lesiones musculares.

Además también será beneficioso para que te repongas con mayor rapidez. Evita productos con altos niveles de azúcar, como la bollería industrial o los dulces.

Según la guía de alimentación y deporte del Consejo Superior de Deportes, si ayunamos o no comemos carbohidratos antes de practicar algún deporte o ejercicio físico intenso puede provocarnos hipoglucemia, es decir, una disminución de la cantidad normal de glucosa en la sangre, provocando en la persona una sensación de fatiga, mareos, temblores y cefalea, entre otros síntomas.

No olvides beber agua antes, durante y después del ejercicio.

La hidratación, es también un factor a tener en cuenta cuando practicamos deporte. Por ello, debes asegurarte de estar hidratado antes, durante y después de cada entrenamiento.

Los expertos recomiendan una ingesta de unos 500 ml de agua (dos vasos de agua) o alguna bebida deportiva de 1 a 2 horas antes del ejercicio. Durante el mismo, puedes beber agua en pequeñas cantidades. La reposición de líquidos después del ejercicio nos ayudará a recuperarnos rápidamente.