envejecimiento saludable

El tema del envejecimiento puede ser un poco tabú de vez en cuando, sobre todo cuando uno se va acercando a la edad en la que salen las primeras arrugas o las primeras canas. Por esta razón, hoy te queremos contar, sin pelos en la lengua, qué debes hacer para conseguir un envejecimiento saludable.

Existen ciertos hábitos, que siempre recomiendan los médicos, que son fundamentales para mantenerte sano. Pero hoy te queremos contar nuestro secreto para llegar a la edad de oro en plena forma. ¡Sigue leyendo!

  1. Realiza actividad física. Muy importante. Acostúmbrate a hacer deporte, a ejercitar tu cuerpo. Si no eres deportista, empieza poco a poco. Comienza dando paseos, y cada día más largos. Aficiónate a algún deporte y practícalo solo o con amigos. Hacer ejercicio físico con más gente te ayudará a pensar que estás pasando un buen rato con tus amigos y no haciendo algo por obligación. 
  2. Acude a tus citas médicas. Todos deberíamos ir al médico a hacernos los chequeos necesarios, independientemente de la edad que tengamos. Pero a partir de cierto momento, aumentan las posibilidades de sufrir enfermedades o achaques asociados a la edad. Es por eso que es muy importante que acudas a las citas médicas, que te hagas revisiones periódicas y evites así noticias inesperadas.
  3. Olvídate de los malos hábitos. Sobre todo, el tabaco y el alcohol. Estas dos adicciones no solo afectan negativamente al interior de tu cuerpo, sino que se reflejan en el exterior a través de la apariencia de tu piel. Por eso, dejar el tabaco y reducir o eliminar por completo el consumo de alcohol es uno de nuestros consejos para conseguir un envejecimiento saludable. 
  4. Lleva una alimentación sana y saludable. Una dieta equilibrada es fundamental para cumplir años sin que se note. ¿Y qué es una dieta equilibrada? Pues comer de todo pero sin abusar de nada. También recomendamos reducir el consumo de productos procesados, con grandes cantidades de azúcar o grasas saturadas. Un truco: cuantos menos ingredientes aparezcan en la etiqueta del producto, más sano será. 
  5. Ejercita tu memoria. No solo es importante tener el cuerpo activo y sano, sino que también lo es (y mucho) hacer lo mismo con la memoria. A partir de los 65 años, las probabilidades de sufrir pérdidas de memoria aumentan. Pero esta razón, debes ejercitar tu memoria cuanto antes. Hacer ejercicios de memoria recordando los nombres de toda tu familia o de conocidos, hablar de la infancia y jugar a juegos que mantengan activa tu memoria será clave para conseguir un envejecimiento saludable.
  6. Ten activas tus relaciones sociales. Sabemos que cuando se llega a cierta edad hay que luchar contra la pereza. Sigue quedando con tus amigos y conocidos, haz planes con tu pareja, entra y sal de casa siempre que puedas. El simple hecho de arreglarte para salir y tener a gente alrededor a la que poder contarle tus alegrías y tus penas es fundamental para levantarte el ánimo y la autoestima. 
  7. Ten un propósito en la vida. Tener proyectos a largo plazo es la clave para mantenerte joven. Tener una familia, cuidar a tus hijos, montar un negocio propio, aprender a tocar un instrumento o un idioma… son todo actividades que requerirán de tiempo y energía, pero también te darán muchas satisfacciones personales. Tener una ilusión por la que levantarte feliz por las mañanas te ayudará a conseguir un envejecimiento saludable.