beneficios del deporte en el trabajo

Los especialistas en salud recomiendan hacer ejercicio físico entre 30 minutos y 1 hora diaria para mantenerse en forma y saludables. El deporte mejora la función mental, la memoria, la autonomía, la agilidad física y la sensación de bienestar.

Aun así, es difícil encontrar tiempo para practicar deporte si la mayoría de horas en las que estamos despiertos las invertimos en la oficina. Por esto, una buena opción es aprovechar el ámbito profesional y dedicar pequeños ratitos a hacer ejercicio físico.

Se trata de aprovechar la más mínima oportunidad para mover los músculos. Intenta realizar todos los desplazamientos a pie hasta el trabajo y utiliza las escaleras, si es posible, para acceder a tu planta. Al subir escaleras varias veces al día, ejercitamos el corazón, las piernas y la respiración y, además, es una buena manera de evitar la obesidad, la hipertensión, la diabetes y algunas enfermedades cardiovasculares.

5 beneficios de hacer deporte en el trabajo 

Existen otro tipo de ejercicios que pueden practicarse en el puesto de trabajo y que otorgan varios beneficios a nuestra salud.

Efecto tranquilizante y antidepresivo

Al practicar deporte, el cuerpo libera endorfinas generando una mejor sensación de bienestar y liberando la tensión nerviosa. Por lo tanto, al acabar de realizar ejercicio físico entramos en un estado de tranquilidad y nos sentimos más relajados física y mentalmente.

Disminución del estrés

El estrés provoca que nuestro organismo libere el cortisol y nos produce un estado de frustración constante. Relacionado con el efecto tranquilizante, cuando entrenamos absorbemos esta hormona.

Resistencia pulmonar

Hay estudios que demuestran que los empleados que entrenan varias veces a la semana aumentan su resistencia pulmonar, ya que el ejercicio incrementa el consumo de oxígeno y, por lo tanto, aumenta la calidad de vida.

Prevención del insomnio

Practicar deporte produce una sensación de fatiga que favorece al aumento de sueño, así que quedarse dormido es más fácil cuando estamos cansados físicamente y, por lo tanto, podremos tener un sueño más profundo evitando despertarnos continuamente durante la noche.

Aumento de la productividad

El bienestar mental y físico mejora con el ejercicio, al aumentar el nivel de endorfinas y de energía. Esto genera una actitud positiva que influye en el nivel de productividad laboral y del rendimiento personal.

Ya ves que practicar deporte beneficia a tu salud en muchos aspectos. Pero lo más importante es que te ayuda a sentirte bien contigo mismo, no solo a nivel físico, y enfrentes los retos de la vida con una actitud más optimista y relajada.