El salmón es un pescado azul rico en omega-3 muy saludable que contribuye además a reducir el colesterol, a una circulación más fluida de la sangre y a prevenir enfermedades cerebrales. Y lo bueno es que el salmón es un pescado que combina a la perfección con muchos ingredientes. 

Por eso, para que le saques el máximo partido y disfrutes cocinando y comiendo,  te dejamos las 4 mejores recetas con salmón. ¡Te vas a chupar los dedos! 

Ensalada de salmón y pasas

Una de las propuestas más asequibles y saludables de realizar es la ensalada de salmón y pasas.

Ingredientes:

  • 300 gr de rúcula
  • 100 gr de salmón ahumado
  • 40 gr de pasas
  • 1 cebolleta
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • vinagre

Preparación:

  1. Lava la rúcula y colócala en una fuente
  2. Corta los 100 gramos de salmón en dados y añádelo en una fuente junto con las pasas
  3. Corta la cebolleta en juliana, añádela y aliña con aceite, vinagre y sal

Croquetas de salmón

¿Quién ha dicho que las croquetas son poco saludables? Se pueden hacer croquetas de muchos tipos, caseras y ligeras. La receta de croquetas de salmón que te proponemos hará las delicias de todos, desde los más pequeños a los mayores de la casa.

Ingredientes:

  • 200 gr de salmón
  • 500 ml de leche
  • 1 yema de huevo
  • Huevo batido
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta

Preparación:

  1. Echa un chorro de aceite de oliva en una cazuela.
  2. Corta el salmón en dados, añádelo en la cazuela y salpimienta.
  3. Retira el salmón de la cazuela y a la grasa del salmón que ha quedado en la cazuela añádele un buen chorro de aceite de oliva y vuelca la harina.
  4. Añade 250 ml de leche y remuévelo todo con un batidor.
  5. Cuando se esté formando la masa, añade el resto de la leche y sigue removiendo.
  6. Añade en la cazuela el salmón en dados y una pizca de sal.
  7. Retira la cazuela del fuego, añade la yema de huevo y mezcla.
  8. Pasa la masa a una fuente, cúbrela con papel film y deja que se enfríe.
  9. Corta la masa en cuadrados y pásalos por harina, huevo batido y pan rallado y fríelos en una sartén con aceite.
  10. Pon las croquetas en un plato cubierto con papel de cocina para que absorba el aceite y, finalmente, emplátalas en una fuente.

Huevos rellenos de salmón y aguacate

Plato idóneo para aquellas ocasiones especiales en las que quieres lucirte. Con estos pasos podrás preparar esta deliciosa receta de manera fácil y rápida.

Ingredientes:

  • 1 lechuga
  • 4 huevos
  • 100 gr de salmón ahumado
  • 1 aguacate
  • aceite de oliva virgen extra
  • vinagre
  • sal

Preparación:

  1. Pon  4 huevos a hervir en una cazuela durante 10 minutos.
  2. Mientras tanto, prepara la ensalada: lava la lechuga y déjala secar en un bol aparte.
  3. Corta el aguacate por la mitad, sácale toda la carne con una cuchara y aplástala con un tenedor para ponerla en un bol.
  4. Corta los 4 huevos por la mitad y separa las claras de las yemas.
  5. Pica las yemas y añádelas al bol con el aguacate y haz lo mismo con el salmón.
  6. Prepara la mayonesa: añade un huevo entero en el vaso de la batidora, echa unos 150 ml de aceite de oliva, un poco de sal, un chorro de vinagre y bate.
  7. Echa dos cucharadas de mayonesa en el bol y mezcla.
  8. Rellena las claras con la mezcla.
  9. Corta la lechuga en juliana y añádele un poco de aceite, sal y vinagre.
  10. Coloca la lechuga en una fuente alargada y pon los huevos rellenos de salmón encima. ¡Listo! 

Garbanzos con salmón

Y si te gustan las legumbres, seguro que disfrutarás de este delicioso guiso de garbanzos con salmón.

Ingredientes:

  • 400 gr de garbanzos cocidos 
  • 2 dientes de ajo
  • 8-10 almendras crudas sin piel
  • Azafrán
  • ½ cucharadita de cúrcuma
  • 1 cebolleta
  • ½ pimiento rojo
  • 3 tomates maduros
  • ½ pastilla de caldo concentrado
  • Un filete de lomo de salmón
  • 15 – 20 colas de gambas pequeñas
  • Agua caliente
  • Perejil picado
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal y pimienta negra
  • Una pizca de comino en polvo

Preparación:

  1. Pon en una cacerola tres cucharadas de aceite de oliva y dora las almendras, retíralas y espera a que se enfríen. Machaca los ajos junto con las hebras de azafrán y añádele las almendras picadas.
  2. Pica la cebolleta y el pimiento y sofríelos en la cacerola. Cuando la cebolla coja color, añade la pastilla de caldo, remueve e incorpora el tomate rallado, la cúrcuma, el comino, una pizca de sal y un poco de pimienta negra. 
  3. Una vez terminado el sofrito, añade los garbanzos, el pescado cortado en dados, las colas de gamba, los ajos machacados con las almendras, el perejil picado y cubre con agua caliente.
  4. Y, por último, deja cocer el guiso a fuego lento durante media hora. Fácil, ¿verdad?

Ahora que ya sabemos qué vamos a cocinar, será más fácil ir al supermercado y hacer una compra responsable. Para cumplir el objetivo de hambre cero en el mundo, es importante evitar las compras compulsivas y adquirir solo aquellos productos que sabemos que vamos a consumir.