¿A quién no le gustan las croquetas? Da igual de qué sean: de las sobras del cocido, de jamón, de pollo, de setas, gambas… Las croquetas son siempre una buena opción, no importa si están frías o calientes, es la tapa perfecta para acompañar cualquier bebida y cualquier momento. 

Las croquetas son un plato fácil de comer pero cocinarlas es otra cosa, ¿verdad? Hoy te proponemos 3 recetas de croquetas fáciles y originales, para que no tengas que llevar el tupper cada vez que vas a casa de tu familia.

Croquetas de patatas, surimi y atún

Probablemente nunca las hayas probado con patatas, surimi y atún, pero te aseguramos que es una receta tan sencilla y deliciosa que querrás repetir.

Ingredientes:

  • 4 patatas medianas
  • 2 huevos
  • 30 g de mantequilla
  • 8 palitos de cangrejo “surimi”
  • 2 latas de atún escurridas
  • 1 cebolla
  • Maicena o harina de trigo
  • Pan rallado con perejil 

Preparación:

  1. Corta las patatas en rodajas de unos dos centímetros de grosor y cuécelas con sal hasta que se reblandezcan.
  2. Escúrrelas bien, añádele el huevo y la mantequilla y, con un tenedor, tritúralo con la batidora. Añade el atún y vuelve a mezclar.
  3. Por otro lado, sofríe la cebolla junto con los palitos de surimi deshilachados.
  4. Cuando la cebolla esté bien doradita, tritura con la batidora y une la mezcla a las patatas.
  5. Prepara tres platos: uno con maicena o harina, otro con un huevo batido y el último con pan rallado.
  6. Con una cuchara, haz bolas con la masa y pásalas por los tres platos en ese mismo orden.
  7. Fríelas en una sartén con abundante aceite. Una vez hechas, retira el aceite sobrante con un papel absorbente.

Estas croquetas pueden servir tanto como aperitivo, como acompañante o primer plato, ¡cualquier momento es bueno! 

Croquetas de garbanzos

Esta receta de croquetas te sorprenderá porque, además de ser rápida y fácil, es muy saludable, por lo que puedes hacerla todas las semanas. Aprovecha las sobras del cocido del domingo para conseguir un bocado con muchísimo más sabor.

Ingredientes:

  • 200 g de garbanzos cocidos
  • 2 zanahorias 
  • 65 g de pan rallado
  • ½ cucharadita de comino molido
  • 1 cucharada de perejil o cilantro picado
  • Sal
  • Sésamo tostado

Preparación:

  1. Tritura los garbanzos con una batidora hasta convertirlos en puré.
  2. Añade las zanahorias peladas y ralladas finamente, el pan rallado, el perejil o cilantro picadito, el comino y la sal al gusto. Mezcla bien y deja enfriar completamente.
  3. Coge un poco de la pasta de garbanzos, forma una bolita en forma de croqueta y cúbrelas con semillas de sésamo. 
  4. Cuando tengas todas las croquetas, sírvelas frías.

Croquetas de chocolate

Si las croquetas de garbanzos te han dejado con la boca abierta, las croquetas de chocolate te dejarán en shock. Sí, has leído bien, el postre por excelencia se une al formato estrella de la gastronomía española en una receta que hará las delicias de cualquier comensal.

Ingredientes:

  • 50 g de mantequilla
  • 7 cucharadas soperas de harina
  • 250 g de chocolate para postres
  • 1 l de leche
  • 2 huevos
  • 100 g de azúcar y un poco más para rebozar
  • Pan rallado
  • Canela
  • Aceite de girasol para freír

Preparación:

  1. Pon la mantequilla en una cazuela a fuego medio-alto y echa la harina.
  2. Agrega la leche poco a poco mientras remueves la mezcla.
  3. Una vez conseguida una masa homogénea, añade el chocolate y,  sin dejar de remover, echa el resto de la leche.
  4.  Deja enfriar la masa en un bol.
  5. Forma las croquetas de chocolate con la ayuda de dos cucharas soperas.
  6. Pásalas primero por huevo batido y luego por el pan rallado.
  7. Calienta el aceite en una sartén a fuego alto y fríe las croquetas hasta que se doren.
  8. Mezcla el azúcar y la canela y pasa las croquetas para darles el toque final.

Estas recetas de croquetas fáciles y originales son ideales para sorprender a tus invitados pero también para darte un capricho de vez en cuando. La pregunta es: ¿ya sabes cuál probarás primero?