La monitora Bibi de la Escola Sant Just, en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), nos propone una actividad súper fresquita, aprovechando la llegada del buen tiempo: ¿os atrevéis a pintar con hielo? Además de la experiencia artística, la pintura con hielo es ideal para observar las mezclas de colores – con tener los 3 colores primarios (azul, rojo y amarillo), es suficiente para crear otros nuevos. Esta refrescante actividad también nos permite observar el cambio de estado del agua, primero de líquido a sólido y mientras pintamos de sólido a líquido.

Actividad elaborada por Bibi, montitora de la Escuela Sant Just.

Materiales

  • Hojas de cartulina
  • Agua
  • Pinturas (o colorantes alimentarios)
  • Cubitera
  • Plato
  • Palitos de madera (Opcional)

Instrucciones

  1. Llenar la cubitera de agua.
  2. En cada espacio añadir pintura (o colorante) y mezclar hasta que esté uniforme.
  3. Meter la cubitera en el congelador y esperar a que se congele.
  4. Sacar los hielos del congelador y ponerlos en un plato.

*OPCIONAL: Igual que en la imagen, podéis meter 30 minutos los hielos en el congelador para después añadir un palito de madera por cubito. Después lo volvéis a meter en el congelador.

¡Ya tenéis todo listo para pintar!