Mari, la cocinera del colegio Pla de L’Ametller de Banyoles, nos cuenta que estos días de confinamiento se ha dedicado a cocinar, descansar y pensar en todas aquellas personas que son importantes en su vida.

Y pensando precisamente en los más pequeños y pequeñas de las casas, nos propone un juego muy apetitoso: preparar desayunos, meriendas y postres con diferentes tipos de frutas. ¡Os dejamos aquí algunas de sus obras de arte! ¿Os animáis a construir vuestras propias creaciones?