compañeros de trabajo

La convivencia con los compañeros de trabajo no siempre es fácil. Son muchas horas las que se pasan juntos, y el roce puede llegar a ser algo real. Es cierto que hay personas con las que congeniamos más y otras con las que menos, pero siempre se puede hacer un pequeño esfuerzo para que haya una buena relación con todo el mundo. Por ello, te queremos ofrecer 6 conejos con los que podrías mejorar la relación con tus compañeros de trabajo.

1. Haz un esfuerzo por conocerlos

A todos nos gusta sentirnos escuchados, incluso en el ámbito laboral. Sin sobrepasar los límites obvios, está muy bien hacer a tus compañeros de trabajo algunas preguntas para saber un poco de su vida, sus intereses, sus hobbies, etc.  Ahora bien, no se recomienda nunca hablar de temas de política.

2. Escúchales

Puede ser que algún día veas a alguno de tus compañeros de trabajo que trae mala cara. Quizá tiene algo que realmente le preocupa. Esa es una buena oportunidad para, cuando no haya gente delante, le preguntes que qué tal está. Puede que no termine de ser confiado y no te lo cuente, pero ese interés que has mostrado por él, ya le va a decir mucho sobre ti. Puede ser, también, que sepas que le ha ido mal algún caso dentro del trabajo, a lo mejor se ha llevado una bronca, o simplemente, no le ha salido del todo bien su tarea. Ahí también puedes aprovechar para mostrarte cercano y mostrarle que puede hablar contigo, que se puede confiar en ti. Puede pasar lo mismo, y que no quiera hacerlo, pero tu gesto puede hacer que esa persona vaya cogiendo confianza contigo.

3. Sé amable y accesible

Todos tenemos días malos, o en los que no queremos estar con nadie, o que, simplemente, no estemos de buen humor. Pero en esos momentos, no debes pensar en ti, sino en cómo estás tratando a la gente de tu alrededor. Contrólate a ti mismo cuando sepas que no vas a contestar bien, y haz el esfuerzo de ser agradable, sobre todo en esos momentos en los que no te apetece.

4. Felicita los éxitos ajenos

No te cortes en felicitar los logros de tus compañeros de trabajo. A todos nos gusta que cuando hemos dedicado mucho tiempo y esfuerzo a una tarea y finalmente nos salga bien, nos feliciten. Pues haz lo mismo tú con ellos. Eso anima mucho, y genera una buena impresión hacia tus compañeros. Desde luego es un gesto que animamos a que se lleve a cabo para intentar mejorar la relación con tus compañeros.

5. Ofrece tu ayuda

Es cierto que muchas veces no sabemos cómo ofrecer nuestra ayuda. Podemos pensar que no la van a necesitar, pero eso no lo sabemos con total certeza. Así que deberíamos, en la medida de lo posible, intentar echar una mano a nuestros compañeros. Puede ser que no necesiten nada en ese momento, pero, de nuevo, es un buen gesto que juega a tu favor. 

6. Sé agradecido

Da las gracias a los que te ayudan, a los que te aconsejan cómo podrías hacer el trabajo de mejor forma, y a los que tienen detalles contigo que hacen que tu día sea más fácil. El ser agradecido es de las mejores cosas que podemos hacer, así que no dejes de serlo.

Todo esto son pequeños consejos, pero hay un dato que es la clave para que consigas mejorar la relación entre tus compañeros de trabajo, y es muy sencilla. Actúa con ellos como te gustaría que actuaran contigo. No tiene ningún misterio. Conócelos, escúchales, sé agradable, felicita, ayuda y sé agradecido.