verduras para niños

Las verduras son alimentos sanísimos y esenciales en la dieta de los niños, ya que son bajos en grasas, contienen vitaminas, hierro, fósforo, potasio, calcio, fibra y agua. Además, ayudan al crecimiento y desarrollo de los más pequeños.

Los niños suelen comer con la vista y las verduras no son justamente el alimento en el que se suelen fijar. Nuestra labor es hacer que nuestros hijos e hijas ingieran las raciones necesarias de verduras para recibir todos los nutrientes que ofrecen.

3 trucos imprescindibles para preparar verduras de manera atractiva para los niños 

El truco está en conseguir que los niños sientan interés en las verduras y, para ello, la imaginación es nuestro mejor aliado. En este post te dejamos tres trucos que pueden ayudarte a alcanzar este objetivo.

Verduras de colores

Pimiento rojo o verde, zanahorias, calabacín, tomate o berenjena. Sírvele verduras de distintos colores y así harás un plato más atractivo y llamativo. Los niños estarán más dispuestos a comer verduras de esta divertida manera.

Sírvelo todo en un único plato

En vez de presentar un primer plato de verduras, ya sean hervidas, a la plancha o en puré, inclúyelas en algún plato que le guste a tu hijo. Puedes preparar, por ejemplo, hamburguesas a la plancha con puré de calabaza o pollo salteado con un variado de verduras.

Verduras para dipear

Una opción diferente de ofrecer las verduras es preparar una merienda para dipear. Corta algunas verduras en forma de bastoncitos (pimientos, zanahorias, pepinos, etc) y sírvelas con salsa de yogur, crema de queso o hummus. ¡Seguro que les encantará!

Estos son solo algunos consejos que te ayudarán a incluir las verduras en la dieta de tus hijos. Asegurarte de que reciben una alimentación completa y nutritiva que les otorgue todas las vitaminas esenciales para garantizar el buen desarrollo de los niños.