Platos ricos en antioxidantes

Los alimentos antioxidantes son aquellos que ayudan a retrasar y prevenir el daño de las células. Esto ocurre durante el metabolismo celular, cuando la glucosa reacciona con el oxígeno para producir energía y, como una especie de combustión, libera compuestos a los que llamamos radicales libres.

Estas reacciones acaban dañando las células con el paso del tiempo y este hecho puede agravarse considerablemente conforme avanzan los años. Una correcta alimentación, con los nutrientes necesarios, es primordial para prevenir enfermedades neurodegenerativas, del sistema inmunológico o  cáncer. Por eso es sumamente importante incorporarlos en nuestras dietas y tomarlos de manera variada.

Grupos de antioxidantes

Los antioxidantes generalmente se encuentran en tres grandes grupos: los polifenoles, los carotenoides y las vitaminas C y E.

  • En el grupo de los polifenoles encontramos las frutas, las verduras, los cereales y las legumbres.Son especialmente importantes ya que ayudan a neutralizar los radicales libres, incluso tienen la capacidad de adherirse a sustancias tóxicas del cuerpo y desecharlas del organismo.
  • En el grupo de los carotenoides están aquellos alimentos que van del color amarillo al rojo, es decir, la zanahoria, el tomate o la naranja entre otros. El betacaroteno es fundamental para la reparación del tejido del organismo y para un correcto funcionamiento de la visión.
  • Finalmente, en el grupo de la vitamina C, se encuentran las verduras de hoja verde y otras frutas como el kiwi y las fresas. Mientras que en el de la vitamina E están el aceite de oliva, el maíz o la soja. Ambas vitaminas desempeñan una función esencial para la reparación de tejidos del organismo.

3 platos ricos en antioxidantes

Con tal de tener una vida sana y disminuir el riesgo de enfermedades asociadas al estrés oxidativo, es recomendable tomar una buena ingesta de alimentos “prooxidativos” y con un alto contenido nutritivo. Actualmente la OMS recomienda incluir unas 5 raciones de frutas y verduras al día para cubrir los requerimientos nutricionales estipulados. A continuación explicamos tres platos ricos en antioxidantes.

Brócoli con judías verdes y aguacate

Es un plato muy sencillo de elaborar y rico en antioxidantes. El brócoli contiene un alto porcentaje de vitaminas y minerales, muy beneficioso para el cuerpo humano, mientras que las judías y el aguacate son ricos en fibra y contienen nutrientes antioxidantes y depurativos.

Una buena forma de comer este plato es con una ensalada o haciéndolo al vapor y añadiendo posteriormente el aguacate.

Alcachofas salteadas con puré de puerro y patata

Las alcachofas tienen una gran cantidad de polifenoles. Además, son muy positivas para ayudar a controlar los niveles de colesterol, tienen propiedades digestivas y son ideales para eliminar la retención de líquidos. Por su parte, el puerro también es una alimento muy rico en antioxidantes y potasio. La combinación de ambos alimentos con la patata, hacen de este plato una muy buena opción para incorporar en un menú variado y saludable.

Ensalada de apio, manzana, nueces y queso

Existen muchas formas de preparar ensaladas diferentes y nutritivas. El apio y la manzana contienen muy pocas calorías y son ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes. Mientras que las nueces son perfectas por sus grasas saludables, que nos ayudan a controlar el colesterol en sangre. En lo que se refiere al queso, dará sabor al plato y aportará minerales esenciales como el calcio. Otra buena opción es añadir un poco de atún al plato para complementarlo con grasas animales saludables y ricas en omega 3.