Legumbres ideales para niños

Las legumbres son indispensables en cualquier dieta saludable debido a su alto valor nutricional. Si queremos ofrecer a los más pequeños de la casa un menú variado y nutritivo, es fundamental no olvidar incorporarlas en su dieta, ya que son uno de los alimentos más completos que existen y tienen una gran cantidad de beneficios para el cuerpo humano.

En los primeros años de vida, es importante que los niños coman legumbres de todo tipo, ya que gracias a sus múltiples nutrientes pueden llegar a ser un gran aliado para su desarrollo físico y mental. Además, son muy beneficiosas para el sistema circulatorio, cardiovascular y nervioso.

Asimismo, al ser ricas en carbohidratos y proteínas, son una fuente indispensable de energía y ayudan al desarrollo muscular. De hecho, la soja puede llegar a tener incluso porcentajes más altos de proteínas que algunas carnes y de mejor calidad. Lo ideal es combinar las legumbres con otros productos de la familia de los cereales, ya que ambos alimentos mezclados establecen una proteína de más alto valor biológico.

Control de azúcar en sangre y reducción del colesterol

Una de las grandes virtudes que tienen las legumbres es su bajo índice glicémico y contenido en grasa, además de ser muy ricas en fibra. Esto es muy favorable, ya que permite controlar los niveles de azúcar en sangre y reducir el colesterol. Además, al ser muy saciantes ayudan a mantener el apetito a raya, por lo que es especialmente importante para los más jóvenes al ser una forma muy efectiva de controlar la obesidad infantil y la diabetes.

Una rica fuente de minerales y vitaminas

Las legumbres también son ricas en calcio, hierro, magnesio y potasio, muy beneficiosas para el funcionamiento del sistema neuromuscular. Mientras que las vitaminas del grupo B ayudan al sistema nervioso.

Todos estos beneficios hacen que las legumbres sean uno de los mejores alimentos para los niños y niñas. De hecho la OMS recomienda consumir este alimento de 3 a 4 veces a la semana con raciones de 60-80 gramos.

¿Qué legumbres son las más recomendables para los niños?

Para saber qué legumbres son las más adecuadas es importante tener en cuenta no sólo el aspecto nutritivo, sino también el sabor y la textura. Es muy probable que si se trata de una legumbre fácil de comer y sabrosa, los niños se la comerán con más facilidad. A continuación enumeramos 5 legumbres muy fáciles de introducir a niños:

  • Garbanzos: Este tipo de legumbre tiene una gran cantidad de proteínas y fibra. Además, los garbanzos ayudan al funcionamiento del intestino y reducen los niveles de colesterol. Por otra parte, son una gran fuente de hidratos de absorción lenta, por lo que ofrecen grandes niveles de energía y ayudan a controlar el azúcar en sangre.
  • Lentejas: Son muy ricas en minerales como el hierro y la fibra, fundamentales para la edad infantil. Su fibra ayuda a la digestión y a controlar los niveles de azúcar en sangre. Se trata de un alimento muy común y pueden ir acompañadas de otros productos también importantes como el arroz o la patata.
  • Guisantes: Son una gran fuente de fibra y proteínas. Se trata de una de las legumbres con más carbohidratos, indispensables para cargar de energía a los más pequeños. Asimismo, su alto nivel en vitamina B y C hace que los guisantes sean perfectos para la circulación vascular, el control de azúcar en sangre y para el sistema cardiovascular en general.
  • Soja: Aunque es más conocida en salsa, la soja es una de las legumbres con mayor valor energético. Sus granos contienen el más elevado nivel de proteínas de todas las legumbres. De hecho, su calidad biológica es casi igual a la de la carne roja. Una ración de 100 g ya cubre un tercio de las necesidades diarias de hierro, fósforo y magnesio.