alimentacion tercera edad

Cuando las personas entran en la tercera edad, empiezan a experimentar una serie de cambios fisiológicos que afectan directamente a su bienestar. Estos pueden producirse tanto en la salud oral como en el aparato digestivo.

La salud bucal también se puede ver afectada y padecer sequedad por falta de segregación de saliva o la pérdida de dientes. Respecto al aparato digestivo, pueden aparecer dificultades para tragar los alimentos o disminución de la capacidad de absorción de nutrientes.

Por esto, las personas mayores deben tener en cuenta que la alimentación es un factor clave  para tener una buena calidad de vida.

Algunas recomendaciones para garantizar una buena alimentación en la tercera edad

Es importante saber cómo adaptar la dieta en las personas de la tercera edad para garantizar una buena alimentación y que les proporcione los nutrientes, vitaminas y energías necesarias. A continuación, planteamos una serie de recomendaciones.

Recomendaciones alimentarias para las personas mayores

  • Cambiar las texturas de los alimentos para digerirlos mejor. Triturar verduras y preparar purés, hacer albóndigas de carne o hamburguesas de pollo.
  • Mantener o aumentar la ingesta de lácteos para proporcionar el calcio necesario a los huesos y que se mantengan fuertes.
  • Incluir alimentos ricos en fibra para reducir el estreñimiento.
  • Elaborar comidas ligeras y sencillas para facilitar la digestión de los alimentos.
  • Reducir el consumo de productos con altos contenidos de azúcar para evitar ciertas enfermedades cardiovasculares.
  • Beber muchos líquidos, principalmente agua, para mantener el organismo bien hidratado.

Estas son sólo algunas de las recomendaciones que deben seguir aquellas personas de la tercera edad para garantizar una alimentación equilibrada, adaptada a sus necesidades fisiológicas y una buena calidad de vida.

En el caso de que existan otros problemas de salud adicionales, lo adecuado es asistir a un especialista que indique los procesos a seguir.