Frutos secos ricos en zinc

El Zinc es un mineral importante para el crecimiento y mantenimiento del cabello, la cicatrización de las heridas, así como para reducir la aparición de llagas en la piel. En este contenido te contamos qué frutos secos tienen una dosis destacada de este mineral.

El cuerpo humano no tiene la capacidad de sintetizar Zinc. Por ello, es importante ingerir alimentos que incluyan una dosis del mineral para adquirir la cantidad necesaria al día de este mineral.

Una dieta equilibrada que incluya el consumo de cereales integrales, lácteos o carne roja puede ser suficiente para obtener la cantidad adecuada de Zinc. Sin embargo, los frutos secos también incluyen una dosis de este mineral y pueden ser el recurso más asequible para obtener dicha cantidad por su facilidad de consumo.

Dado que el Zinc se encuentra en carnes rojas y productos lácteos, las personas vegetarianas y veganas son más propensas a una falta de este mineral, aunque también pueden registrar este déficit las embarazadas. Los frutos secos son, sin duda, una buena alternativa.

Síntomas de la ausencia de Zinc

Algunos de los síntomas que pueden notar las personas con déficit de Zinc son:

  • Llagas en la piel
  • Aparición frecuente de infecciones
  • Pérdida de cabello
  • Cicatrización lenta de heridas

Frutos secos y semillas con Zinc

Los frutos secos son buenos como parte de una dieta saludable para el corazón, ya que contienen ácidos grasos insaturados, tienen fibra, ácidos omega-3 y vitamina E, que reducen el riesgo del estrechamiento de las arterias, y disminuyen los niveles de colesterol LDL, el colesterol malo. Sin embargo, algunos de ellos pueden tener un alto nivel calórico, por lo que hay que controlar las cantidades que se consumen.

Estos son algunos frutos secos que aportan una cantidad de Zinc recomendada:

Nueces

Las nueces son ricas en ácidos grasos omega-3, muy frecuente en varios tipos de pescado. Estos ácidos ayudan al corazón a prevenir episodios cardiovasculares. Por cada 100 gramos de nueces que ingerimos, nuestro cuerpo adquiere unos 2,7 mg de Zinc.

Pipas de girasol

El consumo de pipas de girasol es frecuente en nuestra sociedad. Lo que quizá no es tan conocido es que contienen un alto nivel de Zinc. En el caso de las pipas de girasol sin sal, por cada 100 gramos consumidos, adquirimos cerca de 6 mg de Zinc. Si tenemos en cuenta las pipas de girasol peladas con sal, el Zinc que adquiere nuestro cuerpo es de unos 5,3 mg por cada 100 gramos de alimento.

Cacahuetes

Otro de los frutos secos más habituales son los cacahuetes. En este caso, hay dos formas de consumirlos, al natural o en forma de manteca de cacahuete. En cualquier caso, por cada 100 gramos consumidos de este alimento, nuestro cuerpo adquiere unos 3 mg de Zinc.

Almendras y semillas de calabaza

Estos son los dos últimos frutos secos que recomendamos por sus niveles de Zinc. En el caso de las semillas de calabaza, por cada 100 gramos consumidos, la cantidad adquirida del mineral es de entre 6 y 10 mg. El aporte de las almendras es ligeramente inferior. Por cada 100 gramos de almendras, estaremos ingiriendo un poco más de 3 mg.

Los frutos secos, buenos para los diabéticos de tipo 2

Según un estudio realizado en Diabetes Care por David Jenkins, profesor del departamento de ciencias nutricionales y medicina de la Universidad de Toronto, las nueces contribuyen a controlar los niveles de lípidos y glucosa en sangre en las personas con diabetes tipo 2.

Cabe añadir que las nueces aportan oligoelementos, unos minerales, como por ejemplo el magnesio, que el organismo necesita en cantidades mínimas. Al ser coadyuvante de la resistencia de la insulina, ayuda a prevenir el desarrollo de diabetes tipo 2.