dieta blanda

Los médicos suelen recomendar tomar dieta blanda cuando tenemos problemas relacionados con el aparato digestivo. Este tipo de dieta consiste en ingerir alimentos poco pesados que faciliten la digestión y el tránsito intestinal.

La dieta blanda se ha de realizar durante un número de días concretos, para asegurarse que los órganos internos afectados, se queden protegidos, y se normalice cuanto antes la actividad de nuestro organismo.

El médico también puede recomendar esta dieta antes o después de una operación quirúrgica, y también cuando hay problemas bucales o de masticación. En este último caso, la dieta suele componerse principalmente de líquidos y alimentos realmente fáciles de ingerir.

Cómo preparar una dieta blanda más variada y apetecible con alimentos saludables

Crea menús variados

Asociamos la dieta blanda a la idea de tomar alimentos insípidos y poco apetecibles. La cuestión es que los alimentos permitidos son más que el arroz blanco hervido y la pechuga de pollo a la plancha. Se trata de conseguir alternar y variar los productos adecuados para crear una dieta blanda más apetecible.

La sopa de pollo, de verduras o de pescado es una fantástica alternativa para tomar mientras hacemos dieta blanda, y se puede acompañar con fideos. Al igual que el pollo a la plancha, podemos tomar pescado o verduras cocinados a la plancha o al vapor.

Si hacemos una tortilla a la francesa, podemos añadirle un poco de jamón dulce o pavo para darle algo más de sabor. De esta manera combinamos dos alimentos permitidos en este tipo de dieta en un solo plato.

No te olvides el postre

Que tengamos que hacer dieta blanda no significa que no podamos comer algún postre. La gelatina, además de tener un sabor buenísimo, está hecha a base de agua y nos mantendrá hidratados, algo esencial en este proceso.

También podemos tomar yogures o fruta asada o en compota como la manzana o la pera. Una opción es asar estas frutas con un poquito azúcar y canela espolvoreada, de esta manera conseguimos un postre delicioso y saludable para nuestro organismo.

Se puede tomar una dieta blanda pero variada y más apetecible combinando distintos alimentos saludables recomendados. Siempre se pueden buscar alternativas para disfrutar comiendo una dieta blanda, sin necesidad de que sean platos copiosos, con mucha sal o azúcar.