Los triglicéridos son la forma principal de grasa en nuestro organismo. Éstos aumentan si se ingiere una gran cantidad de calorías, ya sea en grasas, azúcares o alcohol. El hígado transforma la ingesta de calorías en triglicéridos. De esta manera, contra más consumo hagamos de productos con alto valor calórico, más triglicéridos almacenaremos.

Los altos valores de triglicéridos en sangre provocan la hipertirgiliceridémia. Los estudios demuestran que la hipertrigliceridémia aumenta el riesgo de padecer hígado graso, pancreatitis aguda y enfermedades cardiovasculares.

Algunas recomendaciones para una buena dieta para bajar triglicéridos

Es necesario conocer cómo debe ser una buena dieta para bajar y controlar los niveles de triglicéridos en nuestro organismo. Lo más importante, en este caso, es saber diferenciar entre los alimentos que más convienen y los menos recomendados.

Alimentos recomendados

Los alimentos que debe incluir una dieta para bajar los niveles de triglicéridos, han de ser alimentos bajos en grasas o con grasas saludables, que proporcionen los nutrientes esenciales y eviten la acumulación de grasas en el organismo. Algunos de estos alimentos son:

  • Carnes blancas, ya que son bajas en grasas.
  • Productos lácteos descremados o bajos en grasas.
  • Las frutas y las verduras.
  • Los pescados azules, ricos en omega 3.
  • Los alimentos ricos en fibras como el arroz integral o la pasta integral.
  • Los frutos secos como las nueces, las almendras y los cacahuetes.

Alimentos no recomendados

En cuanto a los alimentos que no se deben incluir en este tipo de dieta, debemos destacar aquellos que aumentan los niveles de grasas y, a su vez, los triglicéridos, como:

  • Carnes procesadas y carnes grasas, con altos niveles de grasas saturadas.
  • Productos lácteos ricos en grasas, como la mantequilla.
  • La bollería¸ que proporciona grasas negativas.
  • El azúcar en general.  

El consumo puntual de estos alimentos no recomendados no tiene por qué implicar un efecto negativo para nuestro organismo. Seguir una dieta saludable y adecuada es la clave para controlar los triglicéridos y mantenernos sanos.