alimentos ecológicos

 

La alimentación ecológica está a la orden del día. El consumidor busca alimentos cada vez más naturales, que sigan un proceso de producción sostenible y utilicen prácticas menos agresivas con el medio ambiente.

A continuación, te ofrecemos algunos datos para que conozcas las peculiaridades de los productos ecológicos y así te resulte más fácil encontrarlos en el supermercado.

Aumenta el interés por los alimentos ecológicos en Europa

En los últimos años, el mercado ecológico ha crecido a un ritmo vertiginoso. Los agricultores y ganaderos orgánicos han aumentado en Europa, así como las hectáreas de tierra agrícola destinadas a este tipo de producción.

Desde 2007 se ha alcanzado una superficie ecológica de 9,6 millones de hectáreas, lo que representa casi el 6% del total de la superficie agrícola de toda la Unión Europea, según un estudio reciente de la Comisión Europea.

¿Qué alimentos pueden ser ecológicos?

Todos los alimentos que nos encontramos en el mercado pueden ser de producción ecológica. Desde verduras y frutas, hasta carnes, huevos y leche, entre otros. Lo que hace que estos alimentos tengan un carácter ecológico son las prácticas que agricultores y ganaderos llevan a cabo con su producción.

La rotación de cultivos; el aprovechamiento de recursos naturales para la fertilización de la tierra evitando pesticidas y fertilizantes sintéticos; restricciones en aditivos y antibióticos; la prohibición de usar organismos genéticamente modificados; o la alimentación natural para el ganado y aves; así como su cría en espacios libres, son algunas de las prácticas más extendidas en la producción ecológica.

¿Por qué son más saludables los alimentos ecológicos?

Los alimentos ecológicos se caracterizan por estar libres de productos tóxicos así como de aditivos y conservantes, por lo que son mejor asimilados por nuestro organismo.

Este tipo de productos ecológicos se cultivan en suelos equilibrados con fertilizantes naturales, por lo que, según la Comisión Europea de Agricultura, mantienen intactos sus nutrientes y propiedades como las vitaminas, minerales esenciales, antioxidantes, hidratos de carbono y proteínas, proporcionando al consumidor unos alimentos frescos, sanos y con más sabor.

Así son los controles de calidad de los alimentos ecológicos

La Organización de Consumidores asegura que, tanto los alimentos ecológicos como convencionales, pasan por los mismos controles sanitarios, incluyendo los biológicos.

Según la organización, no encontramos diferencias en las normativas y garantías de seguridad de estos alimentos, ya que son idénticos tanto para unos alimentos como para otros.

Eurohoja: reconoce la nueva etiqueta ecológica

Desde 2010, los productos ecológicos europeos llevan un nuevo distintivo para su fácil identificación así como para garantizar un mercado alimenticio más respetuoso con el medio ambiente y mejorar la calidad de vida del consumidor final.

Esta etiqueta, conocida como la Eurohoja, certifica que los productos que la llevan proceden de una agricultura y ganadería ecológicas e incluso que el 95% de sus ingredientes tienen este carácter ecológico.

El logotipo de la Eurohoja se compone de una hoja blanca rodeada de 12 estrellas blancas sobre un fondo verde.

De esta forma, los consumidores pueden identificar fácilmente los productos ecológicos que han sido realizados dentro de los estados miembros de la Unión Europea. Aunque también pueden ir acompañados de otros distintivos o certificados de calidad y ecología propios de cada región o país europeo.