Batidos de frutas exóticas para niños

La fruta es uno de los alimentos con más propiedades y beneficios para el cuerpo humano. Poseen una gran cantidad de vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes naturales que ayudan a la protección y desarrollo de los más pequeños de la casa.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los niños coman dos piezas de fruta al día. Una buena alternativa para que las tomen es hacerles batidos en casa. De esta forma, controlamos que sean totalmente naturales y podemos combinar diferentes frutas.

Otra razón de peso para apostar por los batidos es que pueden tomarse a cualquier hora del día, ya sea como tentempié, para el desayuno o la merienda.

Frutas exóticas, una alimentación diferente

A día de hoy son muchas las frutas exóticas que conocemos y consumimos. Con el paso del tiempo se han ido introduciendo en los mercados y cada vez son más fáciles de encontrar. La papaya, el maracuyá, el lichi, el mango o el aguacate son algunos ejemplos de alimentos que han ganado peso en nuestras dietas. Además, con ellos podemos innovar en los batidos al hacer de estos una bebida igual de nutritiva y sabrosa.

Este tipo de frutas no tan convencionales suelen llamar la atención de los más pequeños por sus colores, formas, texturas y sabores. Al introducirles estos alimentos exóticos, podemos incentivar su curiosidad e interés y conseguir que los prueben. A continuación, os explicamos tres batidos con frutas exóticas que seguro les encantarán.

Batido de mango, papaya y piña

El mango y la papaya son dos alimentos que se pueden conseguir fácilmente en el mercado. El mango, procedente de la India, protege la piel y mantiene los músculos en forma, mientras que la papaya, es un alimento que ayuda al proceso digestivo y es muy diurética. Además, ambas aportan una gran cantidad de potasio, fibra y vitaminas A y C. Este batido es perfecto para reforzar el sistema digestivo, ya que la piña también estimula la producción de jugos gástricos.

Ingredientes

  • 600 gramos de papaya
  • 400 gramos de mango
  • 200 gramos de piña
  • 1 taza de zumo de naranja

Batido de pitaya, plátano y frambuesas

La pitaya es una fruta muy aromática con un sabor dulce muy peculiar. Crece en climas tropicales, pero puede encontrarse en la mayoría de mercados. Es baja en calorías y contiene muchos nutrientes positivos para los niños. Entre sus propiedades más destacadas está su acción antiinflamatoria y antioxidante. Un batido de esta fruta combinado con un plátano servirá para que los más pequeños de la casa recuperen energía tras un día intenso. Además, la frambuesa le dará un toque de color y textura a nuestro batido.

Ingredientes

  • 1 pitaya madura
  • 1 plátano maduro
  • 1 vaso de leche
  • 1 cucharada de sirope de ágave
  • Frambuesas para decorar el plato

Batido de maracuyá, fresas y kiwi

El maracuyá o fruta de la pasión es una fuente rica de vitaminas A y C y cuenta con una alta cantidad de fibra que ayuda al tránsito intestinal. Además, tiene propiedades que favorecen a la circulación. Por su parte, las fresas y el kiwi son dos clásicos de nuestra dieta. Ambas tienen propiedades antioxidantes y son una rica fuente de hierro y potasio.

Ingredientes

  • 2 piezas de maracuyá
  • 1 taza de fresas maduras
  • 1 pieza de kiwi
  • 1 vaso de leche