4 alimentos saludables para reducir el riesgo de Alzheimer
4 alimentos saludables para reducir el riesgo de Alzheimer

Un estudio realizado por investigadores norteamericanos asegura que una dieta saludable podría reducir el riesgo de sufrir Alzheimer en edades avanzadas. A continuación, analizamos algunos de los alimentos saludables que pueden ralentizar el deterioro cognitivo y mejorar la memoria verbal.

Ensaladas

El consumo frecuente de vegetales de hoja verde como ensaladas es beneficioso para nuestro cerebro. Según los investigadores norteamericanos, deberíamos consumir este producto por lo menos seis veces a la semana. En esta línea, la ensalada César, la ensalada de aguacates con naranjas y la ensalada de espárragos son algunas opciones a tener en cuenta.

Cereales integrales

En anteriores ocasiones hemos destacado los beneficios de los cereales integrales para la salud cardiovascular. En este caso, la ingesta de tres porciones de cereales integrales al día también podría ayudar a reducir el deterioro cognitivo y el riesgo de Alzheimer. Hablamos de combinaciones como yogur de avena, arroz integral con verduras o comidas acompañadas de pan de trigo integral.

Carnes de ave

Las carnes de ave también son beneficiosas para una mejora de la memoria verbal. Estamos hablando de platos como pollo a la cerveza o pavo rebozado en sésamo con verduras. La cantidad recomendada de carnes de ave es de por lo menos dos veces a la semana.

Pescados

Finalmente, los platos que incluyen pescados también son recomendables para reducir el riesgo de Alzheimer. Según los investigadores, la cantidad recomendada es de una vez a la semana como mínimo. No obstante, pescados como el salmón, ricos en omega-3, se pueden consumir más de una vez teniendo en cuenta sus beneficios. Algunos de los platos destacados son el salmón con salteado de verduras o mero en salsa de tomate.

 

Los investigadores norteamericanos recomiendan usar aceite de oliva para cocinar, reducir el consumo de mantequilla o margarina, comer frutos secos mínimo cinco veces a la semana y tomar una copa de vino al día.