Los alimentos integrales pueden ayudar a adelgazar

A lo largo de nuestra vida hemos escuchado en numerosas ocasiones que los alimentos integrales adelgazan más y son más sanos que su versión refinada. Pero, ¿cuánto de esto es cierto? Primero de todo es conveniente saber qué son los cereales integrales, qué propiedades tienen y qué beneficios aportan a nuestro organismo.

¿Qué son los alimentos integrales?

Los alimentos integrales son aquellos que contienen todas las partes de un grano de cereal. Estos granos están constituidos principalmente por tres partes: el salvado, que es la cáscara exterior y que contiene fibra y antioxidantes; el germen, que es el embrión del grano y contiene vitaminas B y E entre otras, y el endospermo, que aporta los carbohidratos, la proteína y algunos micronutrientes.

Cuando hay un proceso de refinado y dejan de ser integrales, dos de estos tres componentes desaparecen y sólo conservan el endospermo. Por lo tanto, muchas de sus vitaminas, minerales y fibra desaparecen con el proceso. Es por eso que es tan importante, según los expertos, comer alimentos que sean integrales. Al contener el grano entero, son ricos en fibra y otros nutrientes presentes en la cáscara.

Alimentos integrales, más saciantes y saludables

Este tipo de alimentos son más saciantes que los demás. Además, los cereales integrales destacan por ser hidratos de absorción lenta, por lo que el azúcar no se dispara en sangre y el cuerpo no los transforma en grasa. Ese es el motivo por el que el consumo de cereales integrales ayuda a controlar nuestro peso y evita que la grasa se acumule en algunas zonas de nuestro cuerpo, especialmente en el abdomen.

Mejora del tránsito gastrointestinal

Su alto contenido en fibra permite un mayor control gastrointestinal. La explicación es que la fibra absorbe el agua de nuestro cuerpo y provoca una mejora de nuestro tránsito intestinal limpiando todas aquellas bacterias que puedan alojarse en sus paredes.

Una tasa metabólica más alta

Diversos estudios han demostrado que existe una relación entre los cereales integrales y el control del peso corporal. Según un estudio realizado por la revista The American Journal of Clinical Nutrition¸ los que tomaron cereales integrales obtuvieron una tasa metabólica más alta a lo largo del día, una glucosa en sangre más controlada y mayor sensación de saciedad, la respuesta es que al implicar más masticación, repercute en una mayor regulación del apetito. De hecho, se llegó a confirmar que el uso prolongado de cereales integrales puede convertirse en la pérdida de 100 calorías adicionales..

Lo más importantes es ser conscientes de que comer alimentos integrales no hace  adelgazar de manera directa, la clave reside en no pasarnos con las porciones ni las calorías. El consumo de cereales integrales ayuda a controlar nuestro peso, pero siempre debe ir acompañado de una correcta alimentación.