Las frutas pueden constituir un plato en sí mismo. Puedes comerlas en el desayuno, merienda o de postre. Sin embargo, es posible que en invierno comas menos fruta ya que suelen apetecer más alimentos que te hagan entrar en calor. Pero, como tomar fruta es esencial para reforzar nuestro sistema inmune durante los meses más fríos, hoy te traemos 4 recetas que, además de ser deliciosas, incorporan estos productos para que no falten vitaminas, antioxidantes y fibra en tu menú invernal.

Ensalada dulce (postre)

Esta no es una ensalada al uso, sino que, en realidad, es un postre. Si eres de los que necesitan terminar la comida o la cena con algo dulce pero no quiere descuidar su línea, esta receta es ideal para ti. La ensalada combina frutas frescas y deshidratadas y su mezcla de sabores te sorprenderá. 

Ingredientes

  • 1 granada
  • 50 g de albaricoque deshidratado
  • 50 g de higos deshidratados
  • 50 g de dátiles
  • 1 cucharada de agua de azahar
  • 3 hojas de menta fresca
  • 2 naranjas
  • Canela molida (al gusto)

Preparación

  1. Corta en pequeños dados las frutas deshidratadas, colócalas en una ensaladera, añade el agua de azahar y deja marinar durante media hora.
  2. Desgrana la granada y pica las hojas de la menta. 
  3. Corta una de las naranjas en pequeños dados y exprime la otra. 
  4. Pasada la media hora, añade la granada y la menta a las frutas deshidratadas e incorpora el zumo de naranja y la naranja. Remueve hasta que se mezcle bien.
  5. Deja reposar la mezcla en la nevera durante una hora, ¡y listo!

Smoothie de kiwi, pera y aguacate

Este smoothie es, sin duda, una inyección de vitaminas. Es ideal para tomarlo en el desayuno o a media mañana: ¡te llenará de energía para afrontar tu rutina diaria!

Ingredientes

  • 2 kiwis
  • 1/2 aguacate
  • 1 pera
  • 1 plátano maduro
  • 125 g de yogur natural
  • 100 ml de leche
  • 30 g de salvado de avena
  • 40 g de miel
  • 5 g de jengibre molido
  • 10 g de coco rallado
  • 8 cubitos de hielo

Preparación

  1. Pela y trocea el aguacate, la pera, los kiwis y el plátano y añádelos, junto con el yogur y la leche, al vaso de la batidora. Tritura bien.
  2. Incorpora el jengibre, la miel, el salvado de avena y el coco y vuelve a batir.
  3. Añade los cubitos de hielo, tritura de nuevo y sirve.

Kiwis rellenos de mascarpone y crujiente de manzana

Esta es una receta con fruta de temporada y una merienda deliciosa para todos los públicos, tanto para niños como para mayores. Es muy fácil de preparar ¡y está buenísima!

Ingredientes

  • 4 cucharadas soperas de queso mascarpone (o cualquier queso cremoso)
  • 4 kiwis
  • 1 manzana
  • Agua con azúcar

Preparación

  1. Pela los kiwis, córtalos por la mitad y hazles un hueco en el centro para que queden a modo de cuenco.
  2. Pela la manzana, quítale el corazón y córtala en finas láminas. 
  3. Barniza las láminas de manzana con el almíbar de agua azucarada y hornéalas durante una hora a 100 °C.
  4. Bate el queso hasta que la crema sea fluida, añádele una o dos rebanadas de manzana en trocitos para darle más sabor y pon un poco de la mezcla en cada cuenco.
  5. Para finalizar la decoración, coloca una rebanada de manzana debajo de cada kiwi y otra rebanada sobre la mezcla de queso. ¡Delicioso!

Lassi de pomelo, jengibre y cúrcuma

Para quien no lo conozca, el lassi es una refrescante bebida tradicional de la India, un batido con frutas y base de yogur. Si nunca lo has probado, esta receta con frutas de invierno te enganchará.

Ingredientes

  • 250 ml de yogur natural
  • Zumo de medio pomelo 
  • ½ cucharadita de cúrcuma molida
  • Una pizca de sal
  • Un trocito de jengibre fresco
  • Una o dos cucharadas de miel

Preparación

  1. Lava, parte y exprime el pomelo. Se tendría que obtener medio vaso de zumo aproximadamente. Cuélalo para retirar la pulpa y las semillas.
  2. Pela el trozo de jengibre y pícalo muy fino.
  3. Añade a la batidora el yogur, el zumo, el jengibre, la cucharada de miel, una pizca de sal y la cúrcuma. Tritura muy bien hasta conseguir una textura homogénea y sin grumos. Si quedara muy espeso, añade un poco de agua. 
  4. ¡Sirve y a disfrutar!

Estas recetas son la mejor alternativa para comer fruta de temporada en invierno y, sin duda, lo que necesitas para recuperar tus hábitos saludables después de la Navidad.